NOTICIAS 

La Conaie llegó a Quito con palo en mano y sin ningún ánimo de negociar

“Es absurdo pensar que el precio de las gasolinas tenga que regresar al valor inicial”, Alfredo Espinosa. 

Las posturas irreconciliables del movimiento indígena y de su dirigencia atrincherada en su negativa de abrir canales de diálogo para superar la crisis social desatada desde el 13 de junio de 2022, podría desatar el caos en el Ecuador.

Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), está en la búsqueda de “manipular y exacerbar” los ánimos de las bases con reivindicaciones históricas que, no solo en este Gobierno sino a lo largo de 40 años de democracia ha quedado en papel, opinó Alfredo Espinosa, analista político.

Él cree que las acciones de protesta podrían llevar a un conflicto “pueblo contra pueblo”, y a un escenario de conmoción en el momento que militares y policías tengan que hacer uso legítimo, progresivo y gradual de la fuerza para mantener en pie a la democracia y al Gobierno.

Basta analizar -subrayó Espinosa- el pliego de peticiones para entender que Iza nunca tuvo la intención de dialogar.  Es absurdo pensar, por ejemplo, que el precio de las gasolinas tenga que regresar al valor inicial antes de que se libere el costo de los combustibles.   En su opinión, esta semana es crucial. “En esta semana el presidente de la República, Guillermo Lasso, se juega su permanencia en Carondelet”, añadió.

Cree que detrás de la iniciativa de Iza existe una agenda política. “Es un acuerdo tácito todavía para algunos, pero explícito para otros, entre las agendas de Iza y el correísmo; esto no es un tema de hoy, esto se ha estado manejando desde mucho antes”, advirtió.

Protestas se intensifican

En el noveno día, las protestas indígenas se intensificaron en varios sectores de Quito. En el intercambiador de Carapungo, en el norte de la ciudad, hubo aglomeración de manifestantes y un centro comercial aledaño fue evacuado hasta que llegó un fuerte contingente policial.

En el Comité del Pueblo se cerraron los accesos con piedras, palos y quema de llantas, y un grupo de militares se vieron obligados a lanzar bombas lacrimógenas.  En la tarde, los manifestantes llegaron en caravanas al sector de Cutuglagua agitando banderas y gritando consignas a favor de la protesta.   (SC)

 Nuevo decreto de excepción

Guillermo Lasso firmó un nuevo Decreto de Estado de Excepción. Con este, el 459, derogó el 455, que estaba en análisis de la Asamblea Nacional. En el nuevo documento se establece que las restricciones son para cinco provincias: Pichincha, Tungurahua, Cotopaxi, Imbabura, Chimborazo y Pastaza. “Esta declaratoria se da con motivo de las actuaciones violentas que han alterado el orden público, provocando situaciones de violencia manifiesta que ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos y amenazas al correcto funcionamiento de los sectores estratégicos”, justifica el mandatario.

Durante 30 días, Quito se convierte en una Zona de Seguridad y dispone a las Fuerzas Armadas que se cree la Fuerza de Tarea Conjunta, que ya está trabajando. Con esto, los militares continúan colaborando con la Policía para el control del orden público. Se limita el derecho a la libertad de asociación y reunión. Que consiste en “limitar la propagación de acciones violentas en espacios públicos durante las 24 horas del día”. Y sigue el Decreto: “Se garantizará los derechos de libertad de asociación y reunión de los ciudadanos que incurran en actividades no violentas”.  El documento, firmado por Guillermo Lasso hoy, 20 de junio, dispone la restricción de libertad de tránsito desde las 22:00 hasta las 05:00, únicamente en el Distrito Metropolitano de Quito.

En una cadena nacional de este lunes, Guillermo Lasso, remarcó que su gobierno siempre ha estado abierto al diálogo, escuchando las necesidades de los ecuatorianos.

Llamados al diálogo

En momentos en que las manifestaciones protagonizadas por la Conaie podrían empezar a subir de nivel, las funciones del Estado hacen un llamado al diálogo y a la conciliación.

En una cadena nacional de este lunes, el presidente de la República, Guillermo Lasso, remarcó que su Gobierno siempre ha estado abierto al diálogo, escuchando las necesidades de los ecuatorianos, especialmente de los más vulnerables.

Desde uno de los balcones del Palacio de Carondelet, dijo: “aquí estoy para defender a Quito, a cada familia de la capital y del país, hemos aceptado la convocatoria de la sociedad civil, hago un llamado por la paz«.

Señaló que su administración está atendiendo las legítimas demandas ciudadanas, y mencionó, por ejemplo, que se ha declarado en emergencia el sistema de salud, se reforzaron créditos para el agrose aumentó a 55 dólares el Bono de Desarrollo Humano. “No vamos a permitir que se enfrente pueblo contra pueblo, mantenemos abierto el diálogo, todos queremos diálogo, menos unos pocos violentos”.

El titular de la Función Legislativa, Virgilio Saquicela, insistió en que el único camino para fortalecer la democracia y la institucionalidad es el diálogo.

Hernán Ulloa, presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), en un comunicado convocó a las partes al diálogo, y anticipó que en el Ecuador urge una propuesta sensata que evite “una peligrosa escalada de violencia que enfrente a la ciudadanía”.

Entradas relacionadas

×

Bienvenido somos Baños Informate Radio...

Dejanos cualquier inquietud en nuestro Whatsapp o escribenos a nuestro correo electrónico garciainfantesmiguelangel@gmail.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?